CTC se consolida como salida laboral real para los doctores de la UC

El Centro Tecnológico CTC se postula como un destino de gran interés para los futuros doctores de la Universidad de Cantabria. Este postulado se sustenta en una doble vertiente. Por un lado, les permite continuar con el desarrollo de su carrera investigadora en un centro altamente especializado. Por el otro, les introduce en el entorno empresarial de la región y les pone en contacto con los procesos de transferencia tecnológica industrial. Y es que el diseño de soluciones innovadoras que faciliten el traslado del conocimiento a las empresas para resolver un reto tecnológico o mejorar un proceso productivo es un nicho profesional muy atractivo para este colectivo.

En una sesión formativa organizada por la Escuela de Doctorado de la UC, los doctorandos próximos a leer sus tesis doctorales han conocido diferentes posibilidades para el día después, para el momento en que ya sean doctores, tanto en la universidad como fuera de la institución académica. Así, CTC y la UC han expuesto las vías de colaboración que existen entre ambas instituciones para estimular la innovación. Ante 70 estudiantes que están trabajando en la preparación de su tesis, el objetivo de la ponencia de CTC era mostrar el abanico de posibilidades que se abre en sus carreras sin necesidad de salir de la comunidad autónoma. Del mismo modo, el CSIC ha explicado cómo funciona el Sistema Español de Investigación e Innovacion, para dar salida a los futuros doctorados.

Gabriel Pérez Revilla, director Financiero y Servicios Corporativos de CTC, ha explicado la actividad del único centro tecnológico en Cantabria. Pérez Revilla ha significado las soluciones tecnológicas en las que trabaja CTC, el valor del trabajo en red y la tenencia de los laboratorios singulares del Centro, entre los que se encuentra el MCTS El Bocal, como un entorno privilegiado para seguir desarrollando el conocimiento científico y tecnológico una vez terminado el posgrado

A día de hoy, el Centro Tecnológico CTC cuenta en su plantilla con 6 doctores incorporados bien mediante contratación directa o bien a través de convocatorias de financiación pública, como el programa Torres Quevedo. Además, cuenta entre su plantilla con dos trabajadores que están realizando el Doctorado Industrial. La institución basa gran parte de su reputación en la alta cualificación y profesionalidad de su equipo de investigadores. Por este motivo, promueve firmemente la realización de doctorados entre sus trabajadores, así como la acogida de doctores en formación para realizar estancias de investigación. Además de esta genuina vocación de excelencia, la propia condición de Centro Tecnológico exige unos requisitos –recogidos en el Real Decreto 2093/2008 del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades– entre los que aparece contar con, al menos, un porcentaje del 13% de doctores en la plantilla.

Al tiempo que CTC ofrece una carrera prometedora a los doctores que quieran enfocar su carrera profesional hacia la empresa privada, éstos poseen el talento del que el Centro se quiere nutrir para mantenerse como una de las referencias en innovación de Cantabria. A través de una especie de simbiosis, los profesionales encuentran un lugar en el que posicionarse en las áreas de Industria y Energía, Navegación y Robótica, y Materiales Avanzados y Nanomateriales, mientras que CTC suma perfiles cualificados con los que convertirse en un agente innovador capacitado y reconocido en nuevos mercados.