CTC aprovechará la colaboración con la Embajada de España en Dinamarca para explorar el mercado danés

El Centro Tecnológico CTC ha participado en una reunión con la Embajada de España en Dinamarca en la que se ha alcanzado un acuerdo para facilitar la conexión de las empresas y los centros de investigación de la región con la poderosa industria eólica danesa. Este encuentro se enmarca dentro de las reuniones comerciales mantenidas por CTC en el marco de la feria WindEurope Offshore que concluye esta misma tarde.

La consejera Económica y Comercial de la Embajada de España en Copenhague, Pilar Morán Reyero, ha manifestado a la comitiva cántabra encabezada por el consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, que actuará de intermediaria entre el clúster cántabro Sea of Innovation y las empresas danesas para avanzar en el sector de la energía eólica marina.

CTC

Martín y Morán durante la reunión

Nueve integrantes del Clúster SICC, entre los que estuvo CTC, acompañaron a Martín a este encuentro con la representante española. Dinamarca es un país tractor en el mundo de la eólica offshore y por lo tanto, tal y como aseguró el consejero, “nos interesa mantener relación directa con clústeres semejantes o empresas que estén desarrollando proyectos de innovación en fases previas de desarrollo tecnológico, que es donde Cantabria es plenamente competitiva”.

Esta mediación supone establecer un puente directo con uno de los países más desarrollados del mundo en cuanto a energía eólica offshore. No en vano, el parlamento danés aprobó hace cuatro meses un ambicioso plan de acción para conseguir abastecer el 100 % de su demanda eléctrica con energías renovables en el año 2030. Se trata de una batería de medidas, aprobada por unanimidad, que afecta al ahorro, a la eficiencia, a la generación y la I+D+i entre otros aspecto. Entre todas ellas, sobresale la instalación de tres parques eólico marinos que producirán 2.400 MW de potencia total.

Proyectos como MAT4OEC, WindShaft o las capacidades del recientemente presentado MooringSense encajan a la perfección en la hoja de ruta de un país en el que la energía eólica offshore es una fuente de energía eléctrica ‘convencional’, que con vientos favorables y unos costes cada día más competitivos, está logrando batir todos los récords de generación.

Asimismo, en este contexto de plena colaboración, tres empresas cántabras ya han aceptado el ofrecimiento de la embajada y han pedido ayuda para contactar con dos compañías danesas del sector y con la universidad para desarrollar varios proyectos. En la reunión incluso se ha hablado de la posibilidad de hacer una misión comercial con empresas de la energía eólica offshore flotante para mostrar las capacidades industriales y tecnológicas en energías marinas de Cantabria.